Nadie nos quita la ilusión

La vida es así. El fútbol, también.  Pasamos de la tristeza a la alegría con total facilidad. Sino que lo digan todos en O’Higgins, que sufrió un duro golpe a mitad de semana por la eliminación en Copa Chile para pasar a una felicidad profunda luego del triunfo de este sábado en La Calera, donde se impuso al local por 2-1 y alcanzó a Universidad Católica en la tabla de posiciones del Apertura 2013.

Pero ese vaivén de emociones incluyó varias etapas más. Por ejemplo la preocupación por el bajísimo nivel del equipo rancagüino en el primer lapso. Quizás fueron los nervios de saber que, tras el resultado de los cruzados en Antofagasta,  un triunfo en el Nicolás Chahuán emparejaba todo, pero el juego de los dirigidos de Berizzo fue muy pobre.

Todo partió con una defensa desacomodada  que no podía controlar al potente Benegas, quien antes de los 6’ ya había tenido dos tiros peligrosos, uno de los cuales dio en el travesaño.  El mismo atacante aprovechó las licencias de una zaga mal parada luego de un balón perdido en la salida y disparó con potencia, contando además con una muy floja respuesta de Garcés. Pero además el mediocampo no lograba gravitar en la generación de juego, dejando sin muchas opciones a la delantera, que sucumbía frente a la retaguardia local que imponía su físico.

Con el segundo tiempo llegó la esperanza. La charla en el camarín dio resultado  y el equipo “despertó”, sacudiéndose los nervios y forzando el trámite, aunque muchas veces sin claridad. Creció la importancia de Opazo –el mejor de la cancha- apoyando por la banda derecha, mientras Barriga lograba lentamente abrir el sector izquierdo. Pero el cambio definitivo llegó con el ingreso de Huerta, quien contagió de energía a los celestes y desordenó el esquema defensivo de los caleranos.

Así apareció la alegría, con el córner servido por Opazo y el cabezazo de Calandria (70’), quien puso el empate. Y pese a que muchos corazones se paralizaron cuando Benegas falló desde inmejorable posición lo que pudo ser el golpe decisivo, todo fue un carnaval cuando otro envío del lateral derecho celeste encontró la cabeza de Pablo Hernández (86’), quien pese a estar lastimado en su hombro se elevó más que nadie y anotó el gol del triunfo.

La euforia se desató con el pitazo final de Jorge Osorio. Cuerpo técnico, jugadores e hinchas entendieron que habían dado vuelta un partido duro y daban un golpe de autoridad cuando más se lo exigía el torneo. Quedan dos encuentros- el próximo ante Unión Española el sábado, inicialmente en La Pintana- y el equipo queda en una gran posición para seguir peleando por el título. La ilusión se mantiene a tope y nadie tiene derecho a quitárnosla.

U. La Calera vs O’Higgins

  • Sábado 23 de noviembre
  • Estadio: Nicolás Chahuán
  • Público: 1.784 espectadores
  • Árbitro: Jorge Osorio
  • ULC: Giménez; Gómez, Berríos, Bascuñán, Schwager; Bravo, Bajter, Vergara; Rubio, Benegas y Gattas (76’ Grandis)
  • OHI: Garcés; Opazo, Uglessich, Barroso, López (83’ Escobar); Leal (58’ Huerta), Fuentes, Hernández; Figueroa, Calandria y Pizarro (38’ Barriga)
  • TA: Schwager, Berríos (ULC)
  • Goles: 17’ Benegas (ULC), 70’ Calandria (OHI), 86’ Hernández (OHI)
Comparte con tus amigos Celestes!

Dejar un comentario



footer_16_background
comingsoon_logo
No events available.

LaCeleste 1999~2017 © Derechos reservados

X

Comparte esto con un amigo

Estaba viendo la página de LaCeleste y me encontré con esto: Nadie nos quita la ilusión!

Este es el link: http://www.laceleste.cl/2013/11/nadie-nos-quita-la-ilusion-2/