Entrevista del Hincha: Braulio Leal (Primera parte)

escrito por LaCeleste.cl - 14 10 2015 - Entrevistas / Noticias - 0 Comentarios

Para Rancagua en general, el 2013 fue un año cargado de emociones. La madrugada del 9 de febrero quedará por siempre en la retina del hincha celeste y de todo un país que fue testigo de uno de los accidentes más tristes ocurridos en Chile. Esa madrugada, O’Higgins sumó 16 estrellas a un cielo que, meses más tarde, sería más celeste que nunca.

Braulio Leal, capitán de O’Higgins, vivió en un año dos de los acontecimientos más importantes de la historia del club. En un ameno encuentro en Bacco – wine bar restaurant, conversamos con él sobre lo que ha sido su paso por nuestra institución y sus proyecciones a futuro, en una serie de preguntas que nos enviaron los hinchas.

Entrevista: Camila González y Tracy Lorca.

 

AqNUhs3NJWJvsnowRyITavHrriGGWJob6WxHz0BvwcUm

 

Cuando te dicen que vienes a O’Higgins ¿Qué es lo primero que piensas?
Que venía a un proyecto interesante. Primero me llamó Eduardo Berizzo y me dijo que me quería en su plantel. Me explicó todo el proyecto que tenían como club y eso me interesó. El Monasterio Celeste, la construcción del estadio nuevo y el crecimiento que querían para la institución, me llenaron totalmente las expectativas que tenía en ese momento.

Primero viniste a Rancagua como jugador de otros equipos ¿Cuál era tu percepción al visitar El Teniente? ¿Había presión?
Siempre hubo presión. O’Higgins es uno de los pocos clubes que hace sentir la localía; era difícil jugar acá porque la gente es complicada cuando eres visita y se siente, en todo momento, la presión del hincha local.

Jugaste en Colo Colo, Everton, Unión Española, Audax Italiano e, incluso, tuviste un paso por Portugal. Teniendo esto como referencia, distintas ciudades y formas de vivir ¿Cómo te has sentido en Rancagua y cómo describirías, en general, a la institución a la que llegaste?
En Rancagua me he sentido espectacular. Me siento respetado por la gente de O’Higgins y la ciudad en general y eso, me parece, es lo más difícil de lograr profesionalmente. Me sorprende todo lo que significa O’Higgins: por su hinchada, porque somos uno de los pocos clubes que hacemos sentir la localía cuando nos toca jugar en casa. La gente está muy identificada con el club. O’Higgins ha crecido mucho en los últimos años; tenemos un centro de entrenamiento de última generación que se le envidia mucho. El proyecto del club es lindo y esperamos poder seguir creciendo. Eso tiene que ir acompañado con los buenos resultados en la cancha.

¿Qué significado le das al hecho que al vestir la camiseta celeste lleves, inmediatamente, la ilusión y el amor del hincha?
Es fundamental sentirse respetado y que te apoyen. Yo sentí el apoyo desde que llegué a la institución; la gente respetaba mucho a Berizzo y al saber que él me quería, la gente me apoyó de inmediato. Algunos compañeros de Colo Colo me habían dicho que por tener pasado albo se me iba a hacer difícil pero, afortunadamente, en mi caso no pasó. Me recibieron bien desde el inicio, me apoyaron siempre y estoy muy agradecido.

Tu estadía en O’Higgins ha sido marcada, entre otras cosas, por tu condición de capitán ¿Cómo ha sido llevar la jineta celeste y qué responsabilidad conlleva?
Ha sido intenso. Llegué en un momento donde el club venía de perder una final increíble, donde se le escapó el título en los últimos minutos. Tuve la suerte de levantar las dos primeras copas que tiene el O’Higgins y ser capitán de un equipo conlleva muchas responsabilidades que la gente no sabe, que tienen que ver con el día a día, con la relación con el cuerpo técnico y los dirigentes. Es una responsabilidad grande, pero me gusta asumirla.

En cuanto a la actualidad de O’Higgins ¿Cómo ves la campaña? ¿Cuáles son los objetivos del grupo?
Hemos perdido dos oportunidades muy lindas de habernos metido de lleno en la pelea por el título. En el fútbol no está nada dicho hasta la última fecha, hasta el último minuto del partido, pero hoy nuestro objetivo, que era ser campeón, nos queda lejos. Los equipos que van arriba nos sacaron mucha ventaja. Vamos a pelear hasta el final, nos comprometimos a ganar la mayor cantidad de puntos posibles. Si podemos ganar todos los partidos que vienen, sería ideal y, si se caen los de arriba, mejor. Pero hoy nuestro principal objetivo es el partido que viene: lograr los tres puntos ante Huachipato y así ir partido a partido. No queremos ponernos objetivos a largo plazo, porque hoy el título está lejos.

El rendimiento de O’Higgins este semestre ha sido irregular, con resultados muy adversos, como la victoria 3-1 ante San Marcos y luego la derrota 5-0 ante Universidad Católica ¿Crees que en el plantel existe un exceso de confianza que se pueda ver reflejado en los resultados de las últimas fechas?
No sé si un exceso de confianza. Sin duda hemos sido un equipo irregular, han habido rendimientos individuales irregulares y en eso me sumo, no tengo problemas en reconocerlo. Lo más difícil para un futbolista es lograr regularidad y después que un equipo lo logre. Nosotros estamos en búsqueda de eso; hemos tenido partidos buenos, otros malos, otros muy malos y otros muy buenos. Estamos buscando esa tan ansiada regularidad que necesitan los equipos para tener una buena campaña. Se nos fue la mitad del campeonato buscándola y esperamos que en la segunda parte podamos encontrarla y lograr los resultados que queremos.

Has sido crítico respecto a la obligación de incluir a juveniles en los partidos ¿Cuál es tu opinión sobre lo reglamentado por la ANFP?
No estoy de acuerdo. Me parece que los juveniles tienen que jugar porque se lo ganan y no por imposición. Un chico que, quizá, no está sicológicamente preparado para asumir la responsabilidad, o la presión que significa jugar en primera división, lo terminas quemando. En nuestro caso, Fabián Hormazábal empezó muy bien, pero jugó un partido donde perdió pelotas, la gente lo empezó a pifiar y anímicamente decayó un par de partidos. Entonces, termina perjudicándolo más que favoreciéndole. Es un proceso; quieran o no, uno no se puede saltar etapas. Puedo entender que impongan ponerlos en la banca, porque así las oportunidades se las van ganando solos, pero que jueguen 45 minutos por partido es una locura.
Además, en O’Higgins, perjudicó a dos generaciones. Tuvieron que mandar a préstamo a jugadores porque no entran en ese reglamento.

¿Cuál es el balance que haces hasta hoy de tu estadía en Rancagua?
El balance es positivo. Conseguimos dos títulos históricos para el club y para mí eso es importantísimo. Me había tocado ser campeón en otros lados y, la verdad, no es lo mismo. Días antes de lograr esto tan importante, lo conversábamos entre los compañeros y sabíamos que podíamos hacer historia. Con los tres entrenadores que he trabajado en O’Higgins he sido titular y eso para un futbolista es fundamental, junto con ser titular y sentirte importante para tus compañeros.

La segunda parte de esta entrevista podrás leerla el viernes 16 de octubre.

Comparte con tus amigos Celestes!

Dejar un comentario



footer_16_background
comingsoon_logo
No events available.

LaCeleste 1999~2017 © Derechos reservados

X

Comparte esto con un amigo

Estaba viendo la página de LaCeleste y me encontré con esto: Entrevista del Hincha: Braulio Leal (Primera parte)!

Este es el link: http://www.laceleste.cl/2015/10/entrevista-del-hincha-braulio-leal-primera-parte/