Por favor, vete

escrito por LaCeleste.cl - 29 04 2016 - Noticias - 0 Comentarios

Era, probablemente, el partido más importante de nuestra historia. Un campeonato que solo depende de nosotros, en nuestra cancha y ciudad. Pasara lo que pasara era, sin lugar a dudas, un encuentro con la historia. Una llena fracasos y triunfos morales que solo con Berizzo en el 2013, se grabó con letras doradas en el corazón de todo Rancagua y la región. Sin embargo, nos encontramos con el foco completamente distanciado del partido y con la frustración de nuevamente vernos enfrentados a una Gerencia Comercial que nos ve como un número más, en su afán de solo sumar cifras a fin de mes y un gerente comercial que pareciera, con sus acciones, querer destruir la base de lo que fuimos, somos y seremos: Nuestra identidad como hinchas de O’Higgins.

La seguidilla de errores para este partido, no son más que la mejor presentación de un trabajo que nace desde la improvisación y el poco amor que se tiene por lo que se hace. ¿Hay un responsable? Claro ¿Su nombre? Juan Cristóbal Ibieta, Gerente Comercial de la Sociedad Anónima. Como celestes, incondicionales y amantes de nuestro club, merecemos una señal de parte del directorio de O’Higgins. La salida de una vez por todas del club, de este nefasto personaje. Caso contrario, no queda más que suponer que las frases escritas en las murallas del Monasterio no son más que palabrería bonita de la familia Abumohor y que el apoyo irrestricto demostrado durante estos años al señor Ibieta, viene a ser la postura del directorio en la toma arbitraria de decisiones, que destruyen lo que somos y que supimos construir no con un Campeonato, ni con un Complejo Deportivo de lujo, sino con la incondicionalidad de cientos de familias y personas que aman a esta Institución más allá de cualquier resultado.

Pero ¿Sabrá de amor este tipo? ¿Sabrá lo que significa, semana a semana, representar orgullosos al equipo en series juveniles a lo largo del país y quedarse afuera en el partido que puede cimentar un vínculo clave en las nuevas generaciones de amor por O’Higgins? Claramente, no lo sabe.

¿Sabrá de pasión? ¿Acaso entiende lo que significa la incondicionalidad de hinchas que perdieron su vida siguiendo estos colores y que hoy, sus familiares, nombrados socios vitalicios quedaron fuera de ir a la cancha, por su decisión simplista y arbitraria? Por supuesto que no.

¿Podrá llegar a comprender, acaso, lo frustrante y penoso que significa para una familia no poder ir con su hijo menor de 6 años al estadio porque hoy, a horas del partido, se les ocurrió que ellos debían tener entradas? En condiciones que el club se ha cansado de decir que ellos no la necesitan y que ya no hay a la venta.

Más triste aún es lo que ocurre con los niños de la escuela de fútbol, quienes por contrato están autorizados a asistir a todos los partidos del equipo en Rancagua sin ningún inconveniente. O con referentes, como Joel Molina que se están quedando sin asistir.

Si todo esto fuera poco, ni siquiera los jugadores, dignos representantes de nuestra hinchada y que merecen estar junto a los pilares de su carrera deportiva, sus familias, tampoco podrán hacerlo por la ineptitud de este señor.

¿Cuánto más tenemos que soportar como hinchas para seguir aguantando dentro de nuestra institución gente que resta y que sabotea nuestra identidad? Que no se nos olvide nunca, que nuestra labor no se resume tan solo a apoyar incondicionalmente, sino también a exigir.

Lo peor es que mañana, desde la comodidad de su palco (quizá ni siquiera vaya), vea desde las alturas que le proporciona su cargo, cómo Don Pablo o la gente de comunicaciones del club, defienden una postura que no es la que ellos creen ¿Saben por qué? Porque ellos son celestes y, muy a su pesar, tendrán que recibir los ataques y el enojo del público por alguien que no merece la gente que tiene trabajando para él.

Una persona que ve a los sitios web como su competencia, como lo hace con Capodeprovincia.cl y critica a la nuestra por tener opinión, jamas entenderá lo que significa O’Higgins para nosotros.

Con respeto, tu tiempo en Rancagua se acabó. Toma tus cosas y vete, que por lo menos aquí, no te necesitamos.

Comparte con tus amigos Celestes!

Dejar un comentario



footer_16_background
comingsoon_logo
No events available.

LaCeleste 1999~2017 © Derechos reservados

X

Comparte esto con un amigo

Estaba viendo la página de LaCeleste y me encontré con esto: Por favor, vete!

Este es el link: http://www.laceleste.cl/2016/04/por-favor-vete/